Alejandro Sanz presenta un disco por un futuro sin sida en África

Alejandro Sanz, en colaboración con Médicos Sin Fronteras, presentó  Positive Generation, un disco que aúna voces de artistas de todo el mundo por un futuro sin sida en África, entre ellas las de los españoles Estrella Morente y Antonio Carmona, del argentino Andrés Calamaro y del dominicano Juan Luis Guerra.

El CD, cuya recaudación irá enteramente destinada a combatir el VIH en Zimbabue -el tercer país más afectado por la pandemia en el sur del continente africano- se puso hoy a la venta con motivo de la celebración del Día Mundial del Sida.

“Es un disco que nace del amor profundo y sincero, y sobre todo del compromiso con una organización que lleva muchos años trabajando para paliar el problema del sida en Zimbabue”, donde la tasa de incidencia del VIH es del 14%, explicó el compositor.

Sanz relató a través de un vídeo que se quedó prendado del “arte que se desparrama en ese país y que ellos dejan fluir en sus vidas”, lo que les da “un gran beneficio” para afrontar su difícil situación, al tiempo que constituye “una forma de enseñanza para todos los demás”.

De ahí que el cantante decidiera plasmar esa riqueza africana en un disco y además fusionarla, de algún modo, con “todas las disciplinas artísticas” de otros países del mundo.

Paula Farias, de la ONG Médicos Sin Fronteras, añadió que “cantando por los países de África” se ha pretendido dibujar “la vida en positivo” de los pacientes que tienen acceso a los tratamientos y a los programas de prevención de la transmisión materno-infantil del VIH, además de alertar sobre las consecuencias que ya está teniendo la escasez de fondos internacionales.

La doctora advirtió de que los recortes económicos consecuencia de la crisis podrían poner en peligro diez años de avances que habían puesto el control de la pandemia “al alcance de la mano”.

Como un “drama” calificó Teresa Sancristóval, responsable del programa de MSF en Zimbabue, el que la junta directiva del Fondo Mundial contra el Sida celebrada la semana pasada en Ghana decidiera suspender la siguiente ronda de reposición de fondos debido a la falta de apoyo de los países donantes.

Sancristóval denunció la posición de España, que ha pasado de ser en 2009 el cuarto país que más dinero destinaba a este organismo, a “no dar ningún tipo de aportación” en el presente ejercicio.

“La situación es muy grave: en más de una década de tratamiento de pacientes con VIH/Sida nunca hemos estado en un momento tan prometedor, situados ante la posibilidad real de parar esta pandemia”, expuso Farias, que lamentó que “esas promesas se quedarán en nada si no hay dinero”.

Fuente: Agencias